10/11/2020

Partners News Chiletec: Evolución del fraude en pandemia

Según la empresa socia ENABLE, el fraude en la industria bancaria ha variado sus formas, pero no su intensidad. La CMF declaró que las instituciones registran un incremento de 35,24% en la pérdida neta acumulada por eventos de Riesgo Operacional al mes de septiembre de 2020 respecto de 2019 y, dentro de estos eventos, el correspondiente a fraude externo, que es el más significativo en monto, representando el 66,7% de las pérdidas netas de 2020, registra una variación que alcanza a un 74,4%.

A pesar de todas las medidas de mitigación adoptadas, el fraude -a nivel mundial y nacional- sigue estando presente en nuestras vidas y afectando a una gran cantidad de personas y empresas.

La ingeniería social ha escalado como método de estafa en todo el mundo. Los ciberdelincuentes presentan una gran capacidad y velocidad de adaptación a las situaciones, como el Covid-19, aprovechándose de los temores y carencias de la gente.

En los últimos meses, una cantidad relevante de las operaciones que se realizaban presencialmente, se están haciendo a través de canales online. En este nuevo escenario, ha aumentado el comercio electrónico, registrando un uso masivo de tarjetas en modalidad no presencial (CNP), lo cual aparte de implicar mayores riesgos, por el cambio de comportamiento, deriva en un aumento de la complejidad para detectar las transacciones fraudulentas.

El fraude en la industria bancaria ha variado sus formas, pero no su intensidad. De acuerdo a la información reportada a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), las instituciones registran un incremento de 35,24% en la pérdida neta acumulada por eventos de Riesgo Operacional al mes de septiembre de 2020 respecto de 2019 y, dentro de estos eventos, el correspondiente a fraude externo, que es el más significativo en monto, representando el 66,7% de las pérdidas netas de 2020, registra una variación que alcanza a un 74,4%.

La pérdida neta por Eventos de Riesgo Operacional acumulada en los meses de septiembre de 2019 y 2020, se presenta a continuación:

 

Al revisar cada uno de los Bancos que informan a la Comisión para el Mercado Financiero, el resultado de los montos de pérdida por eventos de Riesgo Operacional es el siguiente:

 

Mientras algunas instituciones logran disminuir el fraude externo o un crecimiento por debajo del de sus colocaciones, otras registran un comportamiento contrario.

El fraude que afecta a una institución representa un deterioro reputacional, para toda la industria a la que pertenece. Por ello es fundamental fortalecer el comportamiento colaborativo de la industria financiera, compartiendo oportunamente la información y casos de los modus operandi que los afectan, así como su evolución y eficacia de las medidas de mitigación adoptadas.

La velocidad de los delincuentes en adaptarse, no siempre va a la par de la capacidad de trazabilidad y monitoreo que las instituciones tienen instalada.

Los modelos de monitoreo del fraude con los que cuentan las instituciones no necesariamente están reflejando el fraude que se ha producido debido a que no estaban diseñados para esta crisis ni a la "nueva normalidad". Probablemente se requiere repensarlos.

Conocer el comportamiento del cliente y actuar colaborativamente sigue siendo crítico para abordar este nuevo escenario.

Te invitamos a revisar más en detalle está investigación realizada por la empresa socia Enable, ingresando al siguiente link

¿DUDAS O CONSULTAS?
CONTÁCTANOS

Escríbenos y te contactaremos a la brevedad.